Patrimonio

Patrimonio

IGLESIA PARROQUIAL EN HONOR A STA. CATALINA.

Fue edificada en el siglo XV y es un excelente exponente del mudéjar extremeño, esta iglesia estuvo expuesta a la transición entre los dos periodos del arte mudéjar por lo se puede observar elementos constructivos y técnicas característicos tanto como del románico como del gótico mudéjar. Los elementos más abundantes y significativos de este arte ejemplificados perfectamente en esta iglesia son el uso exclusivo del ladrillo en los muros exteriores e interiores y el tejado de madera a doble vertiente.  La iglesia de planta basilical tiene tres naves, la central que es la más alta, y las laterales más bajas, sustentadas por pilares de ladrillo, la iglesia se cierra con un ábside octogonal. Hallamos arcos ojivales hechos de ladrillos en la nave central y en las aberturas que separan esta de las naves laterales; los arcos descansan sobre los pilares hexagonales que hay dispuestos a lo largo de la nave. En las naves laterales utiliza al igual que en la central, arcos ojivales formando bóvedas de crucería. Cabe señalar que el arco que separa el ábside de la nave es de medio punto, esta diferencia como hemos nombrado anteriormente se debe a que la iglesia fue construida en la etapa de transición entre las dos variantes del arte mudéjar. En el exterior hallamos la portalada de arco de medio punto, a banda y banda de la portalada observamos al igual, dos oberturas de medio punto. Esta iglesia cuenta con un campanario rectangular que se eleva al pie de la nave. El campanario cuenta con diferentes aberturas de medio punto donde están situadas las campanas. El exterior del ábside octogonal está decorado con ventanas de arco ojival ciegas con arcuaciones triples con arcos rebajados y ojivales en el interior. Exteriormente podemos apreciar el triforio no continuo de arcos de medio punto diminutos que permite el paso de la luz exterior hacia el interior. Esta iglesia ha conservado unos de los elementos más característicos del arte mudéjar, es el recubrimiento del suelo con mosaicos, en la actualidad podemos apreciar el mosaico de piedras bicolores que esta ubicado en la entrada de la iglesia. En resumen, podemos decir que la iglesia de Santa Catalina és un notable ejemplo del arte mudéjar caracterizado por dualismo resultado la combinación de elementos de dos etapas consecutivas. 

Tipo
-